alzamiento violento y rebelión, según el auto del Caso Forcadell.

TSEn este post de hace unos días analicé el delito de rebelión y el requisito de alzamiento violento para su apreciación. Expliqué que desde 1995 sin violencia no hay rebelión, pero que la jurisprudencia menor de algunos TSJ (del Tribunal Supremo no hay) había matizado esa exigencia, admitiendo que existirá alzamiento violento, y por tanto rebelión, cuando exista una seria y fundada amenaza de violencia, aunque no llegue a producirse.

Ahora me dispongo a completar aquella entrada comentando el contenido del importante Auto dictado ayer por el Magistrado Pablo Llarena, de la Sala Penal del Tribunal Supremo (link al auto completo), resolviendo las medidas cautelares a imponer a los investigados de la Mesa del Parlament, que realiza un interesante análisis de este delito, del elemento de violencia, y de su concurrencia en el llamado proceso independentista.

Concepto de alzamiento violento

El Auto analiza la existencia o no de alzamiento violento en sus Fundamentos Jurídicos Octavo y Noveno. Parte del mismo concepto de alzamiento violento que la jurisprudencia menor que ya cité en el anterior post al que me he referido: no es necesario el uso de la fuerza para que el alzamiento pueda considerarse violento, basta con que se muestre la disposición a usarla.  Y utiliza un argumento muy obvio: de lo contrario no se habría previsto un tipo agravado para los casos de uso de armas o existencia de combates (art. 473 CP):

captura-de-pantalla-2017-11-10-a-las-19-18-53.png

Alzamiento violento en los hechos investigados

También recuerda el Auto que para valorar la existencia de alzamiento violento, y su aplicación al caso concreto, es esencial tener en cuenta que la rebelión es un delito plurisubjetivo (ha de ser cometido por varios sujetos) en el que los diversos autores actúan previo reparto de funciones:

Captura de pantalla 2017-11-10 a las 19.23.48.pngEsto es importante porque implica que la renuncia a la violencia de una buena parte de los que salieron estos días a las calles –incluso los llamamientos a la movilización pacífica- no excluye de responsabilidad a los investigados que contaban con que esas movilizaciones terminarían exhibiendo ciertos componentes agresivos que demostrarían la disposición al uso de la fuerza.

De hecho, el Auto incluye una relación de focos violentos que fueron instrumentalizados por los investigados para la obtención de la secesión, como se aprecia en el siguiente párrafo:

Captura de pantalla 2017-11-10 a las 19.34.54.pngEl Auto llega a la conclusión de que los anteriores hechos violentos formaban parte del plan criminal de los investigados por cinco motivos:

  1. Porque las movilizaciones estaban previstas como uno de los elementos del proceso de independencia;
  2. Porque existió desde un principio, una hoja de ruta convenida entre los responsables políticos autonómicos, los responsables municipales y las asociaciones ciudadanas independentistas;
  3. Porque muchos de estos representantes han llamado permanentemente a la movilización colectiva (incluyendo la resistencia activa), en los periodos más cruciales del proceso;
  4. Porque el proceso no contaba con otro instrumento de imposición de la situación de hecho creada, que la amenaza de una determinación popular que -de ser contrariada- podía resultar incontrolable;
  5. Porque aunque los investigados tuvieron conocimiento de esos hechos violentos, no modificaron su comportamiento posterior con respecto al proceso de independencia.

Según el Auto, los investigados se sirvieron de estos focos violentos, junto con la movilización pacífica, para exhibirlos “como la espoleta de una eventual explosión social que ellos podían modular y, por tanto, como la violencia coactiva para la consecución de sus fines”. Esto es: la disposición al uso de la fuerza que, como ya dijimos, es suficiente para considerar violento al alzamiento.

Por tanto, los hechos descritos en la querella de la Fiscalía, si resultan probados a lo largo del procedimiento, podrían ser constitutivos de un delito de rebelión.

© José María de Pablo Hermida, 2017.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s