un justiciable en apuros

juezSuelo explicar a mis alumnos del máster de acceso a la abogacía, que en la jurisdicción penal todo acusado tienen una defensa. Por muchas pruebas que haya contra tu cliente, siempre es posible encontrar una estrategia y sacar un conejo de la chistera con el que defenderle. ¿Siempre?

Eso debió pensar el justiciable que protagoniza este post. Érase una vez un denunciado que no acudió al juicio. Como era un juicio de faltas, en el que no es obligatoria la asistencia del denunciado, la vista se celebró en su ausencia y, obviamente, nuestro amigo fue condenado. Así que decidió recurrir la sentencia, y como en el juicio de faltas tampoco se exige la intervención de abogado, redactó personalmente, y a mano, el recurso.

He aquí el tumbativo argumento con el que nuestro protagonista explicó su ausencia en el juicio:

recurso 1Por fortuna para él, el Magistrado al que correspondió resolver el recurso de apelación tenía bastante sentido del humor. No se pierdan el Fundamento de Derecho Primero de la Sentencia:

recurso 2

recurso 3El caso es que ha llegado a mis manos este documento histórico y no he podido resistir la tentación de compartirlo. Espero que mis respetados lectores me perdonen la licencia.

© José María de Pablo Hermida, 2014.

Autor: José María de Pablo

Abogado penalista

3 comentarios en “un justiciable en apuros”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s